Lo que guardo

Camina lento y se lleva palabras,
las mezcla, no las entiende.
Se arrastra por el peso,
se lleva los ojos,
crece con sus imágenes.
Las manos trabajadoras,
tejedoras de historia, también se las lleva.
Los dientes los deja en la mesa de luz.
Pero lo que guardo yo, no puede quitármelo.
Hasta que me lleve a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *